17 ago. 2010

Quizá debemos dejar reposar y preservar en el silencio aquello que nos hace felices.